Toledo se ha convertido este viernes en la meta de la séptima etapa de la carrera solidaria Kilómetros de Futuro. La iniciativa organizada para recaudar fondos para formar a cuidadores de personas con Alzheimer ha vivido una nueva jornada de temperaturas elevadas y un trazado caracterizado por las largas rectas sin apenas espacios de sombra. El calor no ha impedido que los atletas completarán los 125 kilómetros del recorrido desde Ciudad Real y llegaran al punto final con una sonrisa en la boca y ganas de ponerse en marcha este sábado rumbo a Madrid.

El ritmo de carrera ha vuelto a ser alto este viernes, de 14 kilómetros por hora, lo que ha superado con creces los 9 km/h estipulados por la asociación organizadora del evento, El Futuro es la Memoria. Los ‘futuristas’, como ya ocurrió el jueves, no han contado con ningún tipo de colaboración en esta etapa, por lo que han tenido que organizarse bien para no perecer en el intento. La dinámica ha sido igual a la de días anteriores, ya que el calor, que lleva siendo protagonista desde que esta actividad arrancase el pasado sábado en Cádiz, no ha dado oportunidad a variar. Así, los relevos cada cinco kilómetros y la ingesta de mucha agua han permitido mantener las fuerzas a los deportistas. Unas energías que se mantienen intactas en Iñaki Castañeda, quien ha vuelto a superar en su handbike otra etapa de manera íntegra.

La carrera solidaria ha comenzado la ventura de este viernes desde las afueras de Ciudad Real. Pronto se ha percibido que el trazado no iba a deparar sorpresas. Rectas largas, que se perdían en el horizonte, han visto pasar a los atletas a primeras horas, unos momentos en los que las temperaturas tampoco eran muy elevadas. Eso sí, poco a poco el calor se ha ido apoderando del día. La alta velocidad a la que han ido los participantes ha permitido hacer pequeñas paradas para descansar y coger aliento.

Los corredores se han encontrado en el parador toledano con una figura del atletismo español. Y es que el exfondista olímpico Julio Rey les ha acompañado en el tramo final de la etapa y se ha encargado de llevar el testigo hasta la plaza del Ayuntamiento. No ha sido el único en sumarse en estos últimos kilómetros, dado que miembros de la Asociación de Familiares Afectados por el Alzheimer y otros ciudadanos no han querido perderse la oportunidad de participar en esta iniciativa.

El recibimiento a los atletas en la meta ha sido a cargo del concejal de Deportes de Toledo, José Pérez del Pino, y del presidente de la AFA local, José Antonio García Rey. El edil ha agradecido a la asociación organizadora el realizar esta actividad y ha querido ironizar sobre las altas temperaturas que les han acompañado durante la etapa: “Queríamos daros una calurosa bienvenida, pero igual nos hemos pasado un poco”. A su vez, ha resaltado que “el deportes es un vehículo adecuado para poner de manifiesto algunas necesidades sociales, como en este caso sucede con el Alzheimer. El Futuro es la Memoria ha organizado esta actividad para dar visibilidad a esta enfermedad y a todo su entorno”.

En este acto también ha intervenido el periodista toledano Jesús Espadas, quien se ha encargado de pronunciar unas emotivas palabras, un manifiesto que se ha introducido dentro del testigo que irá hasta Bilbao. Además, la ciudad de Toledo ha obsequiado a la asociación El Futuro es la Memoria con una espada. Los últimos compases han corrido a cuenta del cantante local Toni Kuratti, quien ha ofrecido dos canciones.